Brutal golpiza de la policía de Santa Cruz a un joven por ser gay

La víctima denunció que personal de Infantería y de la Policía de Santa Cruz lo detuvieron en la calle, lo golpearon e insultaron y lo llevaron a un calabozo

10/06/2020.- Jorge Acosta tiene una historia de terror para contar. El joven denunció esta semana que efectivos de la Infantería y de la Policía de Santa Cruz lo detuvieron por la calle en Río Gallegos, lo golpearon e insultaron por cómo iba vestido y por su modo de hablar, y lo retuvieron en una comisaría donde firmó obligado un documento sin explicar los motivos del ataque.

“El 1 de mayo yo me encontraba acompañando a mi madre y me dirigía a mi domicilio, a cinco cuadras. Nunca pensé que en ese trayecto al ir a mi casa me iba a encontrar con la Infantería”, relató Jorge en una comunicación con el canal C5N. Pero los efectivos rodearon al muchacho y lo aprehendieron sin pedirle documentos o preguntar por el motivo por el que estaba en la calle a pesar del aislamiento social establecido por decreto.

“Me meten adentro de la traffic de Infantería en donde desde un principio pregunto por el motivo de mi detención y uno de la infantaería me dice ‘ah, mirá cómo habla este maricón’. Desde ese momento empezaron los abusos, empezaron a propinarme patadas y piñas todo el tiempo que estuvimos en la camioneta“, recordó Jorge, quien necesitó atención médica por las fracturas y fisuras que sufrió.

Santa Cruz: denuncian a efectivos de la Policía e Infantería por brutalidad en una detención arbitraria

Ya esposado y todavía en manos de la Infantería, Jorge fue conducido a la comisaría sexta de Ríos Gallegos, ubicada en el barrio Evita, donde vive el muchacho. “Me llevan hasta el fondo, a un sector de quincho donde hacían asados y se escuchaba música, me dejan tirado en el suelo y siguen los abusos, me siguen pegando”, recordó.

Jorge pudo reconocer que en la comisaría “se encontraban cuatro efectivos policiales que eran de esa seccional” que lo “denigraban por mi orientación sexual y cómo me vestía” y le arrancaron los aritos y le sacaron las zapatillas y las medias.

Tras varias horas de golpes y burlas, los efectivos policiales y de Infantería dieron por terminado el episodio. “Me sientan en una silla y me dicen ‘decí tu nombre y firmá estos papeles'”, relató el joven, que para ese entonces seguía esposado y sin conocer el motivo de la detención, por lo que se negó a obedecer las órdenes arbitrarias.

“Entre tres personas de Infantería uno me presiona los pies, otro la espalda y otro el cuello dejándome sin aire. Al cansarme de este tipo de abusos acceso, porque no aguantaba más, a decir mi nombre y firmar estos papeles”, relató.

Al decir mi nombre me empiezan a preguntar si yo era familiar de alguien de ahí de la policíal o si tenía a alguien trabajando ahí. No sé si porque mi apellido coincidía. Me llevaron al calabozo y estaba con otras dos personas que habían sido detenidas pero no estaban en las condiciones en las que yo me encontraba”, afirmó.

Santa Cruz: denuncian a efectivos policiales por brutalidad en una detención arbitraria

Santa Cruz: denuncian a efectivos policiales por brutalidad en una detención arbitraria

El muchacho denunció que estuvo entre las 3 y las 9.30 del 2 de mayo en el calabozo y que cuando por fin lo liberaron se fue a su domicilio a dormir. Recién a las 6 de la tarde de ese día su familia se enteró de lo que le había pasado.

“Ellos pensaban que estaba durmiendo en mi casa porque en todo momento me negaron hacer una llamada desde la comisaría. Me decían que yo miraba muchas películas y no es que tenía derecho a hacer una llamada”, señaló.

“Nunca tuve ningún tipo de respuesta por cuál fue el motivo de mi detención”, convino Jorge, quien este martes encabezó una marcha en Río Gallegos en repudio a la actuación de la policía de Santa Cruz y de la Infantería porque “no es la primera vez que sucede este tipo de situaciones”.

“Hubo mucha gente que se me acercó y me contaba que habían sufrido lo mismo y no denunciaron por miedo. Y yo justamente quise visiblizar todo esto porque mucha gente se calla por miedo”, explicó.

Etiquetas

Noticias relacionadas

Close
Close