Central Córdoba se sigue complicando de local

El Ferro perdió por 1-0 en el “Madre de Ciudades” y estiró su racha negativa como local.

3/4/2021.-

Central Córdoba dio un paso en falso este viernes al caer por 1-0 ante Platense por la octava fecha de la Zona A de la Copa de la Liga.

El Ferro no tuvo una buena noche y terminó cayendo en su debut en el Estadio Único “Madre de Ciudades”.

El conjunto local, desde el inicio, tomó la conducción de las acciones predominando en la zona media con la posesión de la pelota, con lo que generó situaciones riesgosas para el arco visitante.

Los desbordes y centros aéreos fueron constantes para el padecimiento de la defensa de Platense, que no terminaron en goles por la ineficacia del Ferro.

Mientras que el Calamar, que debió reemplazar al lateral derecho Cristian Marcial, por una lesión muscular (23 min), con el ingreso de Brian Lluy, necesitó un extenso lapso para ordenarse en el campo.

Incluso, cuando lo logró, solo pudo equilibrar el juego, pero no supo generarle riesgos a la valla custodiada por Andrés Mehring, salvo con algunos desbordes de Nicolás Bertolo sobre su excompañero en Banfield Gonzalo Bettini, que no prosperaron en la definición final.

Así se desarrolló el discreto primer período, con más insinuaciones que concreciones, con sólo una situación muy clara gestada por la avanzada local: fue una rápida réplica con la que Juan Galeano envió un centro para Milton Giménez, que con un cabezazo asistió a Carlo Lattanzio, que definió con un frentazo para exigir a una esforzada intervención de Jorge De Olivera para desviar hacia un costado (36 min).

La segunda etapa continuó con las mismas características, con la diferencia que los de Vicente López presionaron más cerca del área local. Así cortaron la mejor circulación que habían tenido los dirigidos por Gustavo Coleoni.

Por eso el Sapo recurrió a la creatividad y frescura del juvenil Hernán López Muñoz, sobrino nieto de Diego Maradona y que está a préstamo de River, para ofrecerle mayor movilidad a la ofensiva.

Justamente, el volante fue protagonista de una situación riesgosa para la valla del Marrón con un remate desde lejos, que rozó el travesaño (21 min).

Platense, con paciencia, fue buscando sacar provecho del quedo santiagueño para animarse a atacar con mayor intensidad y así llegó a convertir lo que sería el gol de su segunda victoria.

Se produjo con una llegada al borde del área de Baldassarra, para capturar un rechazo corto y definir de sobrepique y con violento tiro ante Mehring, que había quedado descolocado (29 min).

A partir de allí, los conducidos por Juan Manuel Llop se replegaron para sostener la ventaja, que al final la lograron por el providencial despeje sobre la línea de Juan Infante ante un remate de Giménez, en la última jugada del partido.

De esta manera, el Ferro se quedó con las manos vacías en su debut en el Estadio Único “Madre de Ciudades”.

Por la novena fecha, Central Córdoba visitará a Argentinos Juniors, el viernes 11 a las 14; en tanto que Platense será local ante San Lorenzo, el viernes 9 a las 21.

Etiquetas

Noticias relacionadas

Cerrar
Cerrar